Para no olvidar nuestro pasado y tener la responsabilidad del presente.

Una contribución a la cultura en una muestra homenaje a destacados artistas plásticos argentinos que inmortalizaron con sus obras emblemáticos paisajes de Buenos Aires.

Como ciudadanos y trabajadores de la cultura, rendir un homenaje a través del Arte es una responsabilidad que conlleva una obligación; por lo tanto, nos compromete en este Bicentenario, puesto que, una Nación se engrandece con el compromiso de sus ciudadanos.
“Buenos Aires Arte Argentino del Siglo XX”, es una muestra que involucra a 14 distinguidos artistas, entre otros, que han contribuido con su arte y su prestigio a nuestro patrimonio cultural.
Alfredo Bertani, eximio pintor del Bajo Belgrano, discípulo de Repetto y Cleto Ciocchini; Claudio Gorrorrategui, premios Martín Malharro y Salón Nacional; Osvaldo Imperiale, seguidor de la línea artística del maestro Quinquela y asiduo concurrente del Salón Nacional; Juan Orihuel, celebrado pintor hiperrealista, discípulo de Rusiñol; Indalecio Pereyra, discípulo de Malharro y Collivadino, Premio Sívori Salón Nacional; Dalmi Imperiale, discípulo de Quinquela, que perpetuó el inconfundible estilo creado por su maestro, otorgándole su personalidad; Claudio Scheffer, Premio Salón Benito Quinquela Martín; Virgilio Vallini, pintor intimista galardonado con varios premios; Alberto Tomás Gini, pintor contemporáneo y José Martino, pintor italiano nacionalizado argentino, fundador de la Asociación Gente de Arte de Avellaneda, nos muestran desde diferentes estilos y técnicas la inspiración del inconfundible Riachuelo, lugar más que simbólico, ya que allí se llevó a cabo la Primera Fundación de Buenos Aires por Pedro de Mendoza en el año1536. Juan Carlos Huergo, pintor, dibujante, litógrafo e ilustrador y Vicente Vento, un gran intimista discípulo de Lazzari y acreedor de varias distinciones, nos seducen con sus paisajes sobre la ciudad
Obligada y merecida la presencia de unos de los grandes maestros de la pintura argentina, Benito Quinquela Martín, con una de sus celebradas aguafuertes, reflejo de su predilección por los trabajadores de La Boca.
La obra “Plaza de Mayo”, del pintor David Heyneman, quien documentó lugares de la Ciudad y a quien se llamó “el pintor de las calles porteña”, hacen de esta muestra, no sólo un homenaje a estos hombres, sino también a la cultura, que es el bien más preciado de una Nación.
Nuestra contribución y la del espacio de difusión Hipólito Restó & Arte es conceder a la comunidad la pasión y el tributo a la cultura del país de estos grandes artistas, sugiriendo al espectador el interrogante de dónde venimos y hacia dónde vamos.
La muestra, está abierta al público hasta el mes de Mayo con entrada libre y gratuita en conmemoración del Año del Bicentenario Argentino, 25 de Mayo de 1810 -2010.